Estas aquí
Inicio > Derecho Civil y Mercantil > El Comerciante en México

El Comerciante en México

El Código de Comercio en nuestro País data del año 1887, hace dos siglos; en ese entonces el Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos era Porfirio Díaz, para algunos lectores buen Presidente y para otros un tirano, lectora y lector juzguen por ustedes, en fin este trabajo académico es para ampliar nuestra cultura y cercanía jurídica hacia el comerciante.

Lo que hay que reconocer es que Díaz encontró la forma para terminar con la guerra civil y por primera vez desde que se estableció la República, el país podía dedicarse al desarrollo económico, con disparates o no, lo que si es verdad es que el ingreso nacional y las rentas del gobierno aumentaron enormemente, aunque ya fué hace dos siglos la expedición de esta legislación, sigue vigente, ya con reformas a Comercio electrónico, derogación de muchos artículos para creación de nuevas leyes, entre muchas otras modificaciones, como ejemplo, a figuras como la propia de quien escribe estas líneas.

El comercio es una actividad que día a día camina a pasos agigantados tanto que en el Código de Comercio inicial era comercio en papel y ahora estamos en la era digital y nuestro actual Código ya establece Comercio Electrónico, aunque a diferencia de otros países, seguimos atrasados sobre este tema, pero poco a poco hemos ido avanzando.

Primeramente me gustaría remitirme al “Escriche Diccionario de Legislación y Jurisprudencia” donde define al Comerciante textualmente de la siguiente forma: “La palabra comerciantes es genérica y comprende a los negociantes, mercaderes, fabricantes, banqueros, etc. …”

Aunada a esta definición, me permito citar al Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia Española, donde define al comerciante de la siguiente manera: “Adj. Que comercia. U.t.c.s. 2. Com. Persona propietaria de un comercio. 3. Persona a quien son aplicables las especiales leyes mercantiles.

Este trabajo es para delucidar al margen de nuestro Código de Comercio (CoCo) a quien y a quienes considera comerciantes, por tanto en su artículo 3º a los siguientes tipos de comerciantes los cataloga así:
1. Las personas que teniendo su capacidad legal para ejercer el comercio, hacen de él su ocupación ordinaria;
2. Las sociedades constituidas con arreglo a las leyes mercantiles;
3. Las sociedades extranjeras o las agencias y sucursales de éstas, que dentro del territorio nacional ejerzan actos de comercio.

El CoCo en su artículo 4º también reconoce a los actos accidentales de las personas, esto es, que yo como persona con o sin establecimiento fijo de comercio, realizo alguna operación de comercio, aunque son en derecho comerciantes, por tanto quedo sujeto a las leyes mercantiles; pongo como ejemplo una Asociación Civil sin fines de lucro que celebra un contrato de arrendamiento mercantil o la expedición de algún título de crédito. Este artículo 4º también considera comerciantes a los labradores y fabricantes en cuanto concierne a sus almacenes o tiendas.

En este estudio trabajaremos paso por paso los tipos de comerciantes que establece la legislación mercantil en nuestro país y así esclarecer nuestra pregunta ¿quiénes son comerciantes?.

Primeramente el punto 1, habla sobre las personas que tienen capacidad legal para ejercer el comercio; hay que recordar que existe capacidad de goce y capacidad de ejercicio, la primera que es la capacidad de goce, remitiéndonos a una disposición jurídica al respecto en el Artículo 22 del Código Civil Federal que establece lo siguiente:

“Artículo 22. La capacidad jurídica de las personas físicas se adquiere por el nacimiento y se pierde por la muerte; pero desde el momento en que un individuo es concebido, entra bajo la protección de la ley y se le tiene por nacido para los efectos declarados en el presente Código”.

La capacidad de goce tal como lo establece el numeral antes citado se adquiere por el nacimiento a diferencia de la capacidad de ejercicio la cual es la materia de nuestro primer sujeto de estudio.

Sobre la capacidad de ejercicio me permito citar al Maestro Rafael Rojina Villegas en su Libro Derecho Civil Mexicano (Tomo Primero, página 441) al respecto dice: “Esta capacidad supone la posibilidad jurídica en el sujeto de hacer valer directamente sus derechos, de celebrar en nombre propio actos jurídicos, de contraer y cumplir sus obligaciones y de ejercitar las acciones conducentes ante los tribunales”; como no es objeto de estudio los grados de la incapacidad de ejercicio no los tomaremos en consideración, pero si es de suma importancia revisar esta definición del Maestro Rafael Rojina Villegas, ya que como dice en su primera parte “… celebrar en nombre propio actos jurídicos …”, por tanto nuestra legislación Civil Federal en el artículo 24 nos cita lo siguiente:

“Artículo 24. El mayor de edad tiene la facultad de disponer libremente de su persona y de sus bienes, salvo las limitaciones que establece la ley”.

Me surge la pregunta ¿el por qué cito legislación civil si estamos hablando de comerciantes? Si bien es cierto el artículo primero del CoCo menciona que los actos comerciantes se regirán por el Código y por las demás leyes mercantiles, pero existe un artículo de suma importancia que es el 2º que habla sobre la supletoriedad de las leyes civiles a las mercantiles y como es parte fundamental del derecho mercantil me permito citarlo:

“Artículo 2º. A falta de disposiciones de este ordenamiento y las demás leyes mercantiles, serán aplicables a los actos de comercio las del derecho común contenidas en el Código Civil aplicable en materia federal”.

Con estas disposiciones y definiciones, nos da la explicación del primer sujeto en cuestión para ejercer el comercio, siendo una persona física ó moral con capacidad legal para ejercerlo.

Cada que uno avanza en el camino del derecho mercantil, es como ir llegando a una isla desierta y vas descubriendo poco a poco cada rincón de esta parte de la tierra, siendo que la tierra es el mundo jurídico en general, por lo que ahora surge la siguiente pregunta:

¿Qué es el comercio?
Nuestro legislador desde 1887 asigno un artículo para definir los actos de comercio, siendo el artículo 75 del CoCo pero ah tenido reformas y adiciones, pero para lograr esclarecer nuestro panorama jurídico es revisar este artículo el cual me permito transcribir en este trabajo, ya que es muy muy amplio este abanico de posibilidades que cuadran sobre los actos de comercio, por lo que me permito transcribirlo para conocimiento de los actos mercantiles:

“ART 75.- …”
I.- Todas las adquisiciones, enajenaciones y alquileres verificados con propósito de especulación comercial, de mantenimientos, artículos, muebles o mercaderías, sea en estado natural, sea después de trabajados o labrados;
II.- Las compras y ventas de bienes inmuebles, cuando se hagan con dicho propósito de especulación comercial;
III.- Las compras y ventas de porciones, acciones y obligaciones de las sociedades mercantiles;
IV.- Los contratos relativos y obligaciones del Estado ú otros títulos de crédito corrientes en el comercio;
V.- Las empresas de abastecimientos y suministros;
VI.- Las empresas de construcciones, y trabajos públicos y privados;
VII.- Las empresas de fábricas y manufacturas;
VIII.- Las empresas de trasportes de personas o cosas, por tierra o por agua; y las empresas de turismo;
IX.- Las librerías, y las empresas editoriales y tipográficas;
X. Las empresas de comisiones, de agencias, de oficinas de negocios comerciales, casas de empeño y establecimientos de ventas en pública almoneda;
XI.- Las empresas de espectáculos públicos;
XII.- Las operaciones de comisión mercantil;
XIII.- Las operaciones de mediación de negocios mercantiles;
XIV.- Las operaciones de bancos;
XV.- Todos los contratos relativos al comercio marítimo y a la navegación interior y exterior;
XVI.- Los contratos de seguros de toda especie;
XVII.- Los depósitos por causa de comercio;
XVIII.- Los depósitos en los almacenes generales y todas las operaciones hechas sobre los certificados de depósito y bonos de prenda librados por los mismos;
XIX.- Los cheques, letras de cambio o remesas de dinero de una plaza a otra, entre toda clase de personas;
XX.- Los vales ú otros títulos a la orden o al portador, y las obligaciones de los comerciantes, a no ser que se pruebe que se derivan de una causa extraña al comercio;
XXI.- Las obligaciones entre comerciantes y banqueros, si no son de naturaleza esencialmente civil;
XXII.- Los contratos y obligaciones de los empleados de los comerciantes en lo que concierne al comercio del negociante que los tiene a su servicio;
XXIII.- La enajenación que el propietario o el cultivador hagan de los productos de su finca o de su cultivo;
XXIV. Las operaciones contenidas en la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito;
XXV. Cualesquiera otros actos de naturaleza análoga a los expresados en este Código.

En caso de duda, la naturaleza comercial del acto será fijada por arbitrio judicial.

En este mismo orden, esta fracción primera del multicitado artículo 3 del Código de Comercio, refiere a las personas, pero NUNCA define sí es persona física o moral al igual que el artículo 4, tal como lo manifiesta el mercantilista el Licenciado Carlos Alfredo Ongay Flores, en el Breviario No. 1, del Colegio de Corredores Públicos de la Ciudad de México, por tanto son personas físicas o morales que ejercen el comercio de manera ordinaria, así como cuando realizan actos accidentales de comercio.

Por esto anterior, es muy importante señalar que existen personas morales que hacen comercio habitualmente, tal es el caso de las siguientes:
• Cámaras empresariales;
• Sociedad de Responsabilidad Limitada de Interés Público;
• Sociedades de Solidaridad Social;
• Sociedad de Producción Rural;
• Asociaciones de sociedades de producción rural;
• Sociedades Forestales;
• Sociedades Pesqueras;
• Sociedades Mineras.

Estos tipos de sociedades, son comerciantes en virtud de que su ley específica les exige que se inscriban en el Registro Público de Comercio, por tanto se les generará un folio electrónico en los términos del artículo 21 del CoCo, y así quedan registrados como comerciantes haciendo de él su actividad habitual.

Por lo que se observa hay sociedades que están reglamentadas en la Ley Agraria, pero para efectos mercantiles, se les considerará como comerciantes, en virtud de que realizan actos de comercio, asimismo existe la supletoriedad para este tipo de sociedades en el artículo 2º de la citada Ley.

Una vez ya definido sobre el primer tipo de comerciante que clasifica nuestra flamante legislación mercantil, nos remitimos al segundo tipo que es: “Las sociedades constituidas con arreglo a las leyes mercantiles”; en este punto nos remitimos a nuestra legislación de sociedades mercantiles y en su artículo 1º reconoce a las siguientes especies:
1. Sociedad en nombre colectivo;
2. Sociedad en comandita simple;
3. Sociedad de responsabilidad limitada;
4. Sociedad anónima;
5. Sociedad en comandita por acciones;
6. Sociedad cooperativa.
7. Sociedades por acciones simplificadas

En estos días, los tipos de sociedades 1, 2 y 5 han caigo en desuso en virtud del régimen de responsabilidad la cual queda como ilimitada para los accionistas, respondiendo de las obligaciones con el patrimonio de los socios.

Asimismo, hay que tomar en cuenta dentro del tipo de sociedad anónima tiene una subclasificación que se les llama “sociedades anónimas especiales”, este tipo de personas morales son las todas las sociedades anónimas que tienen características especiales en sus órganos de administración, en el funcionamiento de las asambleas entre otras cosas y podemos citar algunas de ellas:
• Sociedad Anónima Promotora de Inversión (S.A.P.I.);
• Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (S.O.F.O.M.);
• Sociedad Anónima Bursátil;
• Sociedades de Inversión (S.I.C.);
• Almacenes generales de depósito;
• Sociedad de ahorro y préstamo;
• Uniones de crédito;
• Administradoras de Fondos para el retiro (A.F.O.R.E.);
• Sociedad de Inversión Especializada de fondos para el retiro (S.I.E.F.O.R.E.);
• Agrupaciones Financieras;
• Instituciones de Banca Múltiple;
• Sociedad Mutualista de Seguros de vida o de daños;
• Instituciones de seguros;
• Sociedades controladora filial en los términos de las leyes financieras.

Como vemos, hay un universo de tipos de sociedades mercantiles que encuadran en el punto dos de nuestro artículo 3 del CoCo, que es nuestra columna vertebral del Comercio en nuestro País y que considera comerciantes.

Por último, la fracción III del multicitado artículo 3 de nuestro CoCo, considera comerciantes también a las sociedades extranjeras o a las agencias y sucursales de éstas siempre y cuando ejerzan actos de comercio.

En este entendido es de suma importancia a saber que las personas morales extranjeras que pretendan realizar actos de comercio en nuestro País, deben solicitar autorización a la Secretaría de Economía para su establecimiento en la República Mexicana e inscribirse en el Registro Público de Comercio, y una vez que acontezca esto ya podrán ejercer el comercio tal como lo establece el artículo 251 de la Ley General de Sociedades Mercantiles.

En conclusión del análisis de los comerciantes en nuestro País, tenemos los 3 tipos enumerados en el artículo 3 del Código de Comercio y las personas que accidentalmente realizan actos de comercio, que en este sentido también se les considerará como comerciantes en los términos de la legislación mercantil.

Consideraría que es necesario hacer un nuevo Código de Comercio, con los requerimientos que nos pide la globalización y los avances que otros países han tenido, no solamente hacer parches, es necesario hacer foros convocados por especialistas en la materia mercantil y áreas conexas, por que lo alcanzo a dilucidar es que el comercio es parte de la vida de todas las personas día a día, desde la persona que adquiere bienes para su consumo diario hasta el gran empresario dueño de un consorcio multinacional.

Por lo mismo, es necesario que exijamos a nuestros legisladores estudien el tema del Comercio en nuestro país, convocando a foros a especialistas, cámaras y organizaciones de comerciantes, para que dejen legislaciones que funcionen dos siglos más.

Deja un comentario

Top