Estas aquí
Inicio > Tu Médico de Cabecera > El Mejor Médico

El Mejor Médico

Dr. Jaime Romero Alonso

Al mexicano le gusta la garnacha, «es tradicional y cultural», «no tengo tiempo de ir a comer en forma», «de algo me he de morir» son frases para justificar a “la comida chatarra”. La realidad, es que nosotros deberíamos de ser los más interesados en proteger nuestra salud, NO es la esposa, esposo, hijos o padres, tampoco (desgraciadamente) es el Médico que ocasionalmente consultamos.

Cuando se asiste a una consulta médica, recibimos la atención del Médico, éste nos interroga, explora y en un remoto caso puede ser que nos solicite exámenes de laboratorio ó gabinete y así poder dar un diagnostico para posteriormente darte una receta, en otras ocasiones te dará recomendaciones como dieta, ejercicio etc.,  seguramente al abandonar ese consultorio el Doctor, iniciará otra consulta y olvidará muchas cosas referentes a ese momento que el paciente estuvo con él.

El  Galeno no estará en nuestra vida diaria, al sentarnos a comer, al fumar uno ó dos cigarrillos, al sentarnos demasiado tiempo frente al televisor, al ir manejando a exceso de velocidad, al usar el claxon porque la señora del carro de adelante esta texteando a la comadre un chisme “seguramente muy importante”, a vivir el estrés de la vida diaria así como tampoco en el control del alcohol (al fin mi compadre toma más y ni se enferma).

El mejor Médico que se debe de interesar por nuestra salud, debe de ser uno mismo, hoy es momento de reflexionar acerca de nuestra salud. Ya han pasado los años en que nos desvelábamos y al día siguiente podíamos despertarnos con pocas horas de haber dormido, realizábamos nuestras actividades cotidianas como si nada; actualmente la edad cobra su factura y una desvelada nos puede tardar varios días en recuperar ese sueño extraviado.

Nunca es tarde para empezar, hoy es momento de tratar de llevar una vida sana, esto se resume en: dormir bien, comer sano, hacer ejercicio (por lo menos caminar media hora diaria), NO FUMAR, tomar alcohol con moderación y sobre todo, tratar de ser felices; eliminar el estrés en lo posible ya que la vida nos va enseñando a ser más tolerantes y todas aquellas situaciones que ahora vemos como un gran problema, con el tiempo quedarán atrás y nos daremos cuenta que no valía la pena habernos preocupado tanto.

Les dejo como consejo: “seamos nosotros mismos nuestro propio Médico”, un médico PREVENTIVO.

Deja un comentario

Top